ARQUITECTURA HUMANA

El espacio donde habitamos afecta a nuestro organismo a nivel genético

El entorno condiciona el desarrollo neuronal de nuestro sistema nervioso. Sus características físicas impactan en la cognición espacial del individuo.



Sólo podemos concebir al ser humano en su relación directa con el entorno que ocupa.
Los diversos materiales, el espacio y las formas que nos rodean, nos provocan alteraciones a nivel bioquímico que se traducen en estados anímicos y generan tensiones específicas en cada ser humano, dependiendo de la predisposición genética del organismo y del condicionamiento recibido a lo largo de su crecimiento.

Nuestra casa nos transforma

Sobre esta evidencia científica se asientan los fundamentos de nuestro trabajo como diseñadores de entornos humanos.



Proyectamos y construimos edificios tomando como base el reconocimiento de la diversidad humana. Desde la arquitectura contribuimos al desarrollo de la singularidad individual, ajustando nuestros diseños a aquello que es único e irrepetible en cada ser humano: su esencia.

¿Quiénes somos?

Arquitectura Humana es una oficina de innovación arquitectónica especializada en el sector residencial y educativo.



Desarrollamos procesos de transformación en el hábitat humano desde una perspectiva integradora e interactiva. Aunque nuestro trabajo lleva recibiendo reconocimientos a nivel nacional e internacional desde hace más de 10 años, experimentamos la mayor satisfacción en los procesos de creación y de transformación del entorno que llevamos a cabo al acercarnos a nuestros clientes.

¿Qué nos diferencia?

El principio de ajuste gobierna nuestro proceso de diseño.
Cada ser humano es absolutamente único.



Cada uno de nosotros dispone de diferentes capacidades. Cuando las descubrimos y las aplicamos en nuestra cotidianidad estamos en el camino de una vida en plenitud.
En Arquitectura Humana trabajamos con un método de diseño adaptativo basado en la descodificación de cartografías del ser humano contrastadas empíricamente, que nos proporcionan una comprensión precisa de las experiencias e interacciones humanas y de su grado de correspondencia en relación a la forma arquitectónica.

¿Cómo lo hacemos?

Utilizamos mapas sorprendentemente avanzados y estamos cualificados para descodificarlos.


Las cartografías del Sistema de Diseño Humano y el Eneagrama ponen al alcance del intelecto nuestro primer objetivo: diferenciar lo que es innato y permanente, de lo arbitrario e insustancial en cada ser humano.
Los análisis previos al diseño nos garantizan el descubrimiento de los patrones naturales que caracterizan la singularidad de cada individuo -tribu o colectivo- así como su nivel de distorsión de manera clara y precisa. Se trata de un proceso lógico y lineal que nos facilita el reconocimiento de determinados patrones energéticos con los que nos alineamos mediante herramientas de proyecto propias. De esta manera hacemos fluida la conexión entre la vida y la forma construida.
iconos-11
eneagrama´2

Se despliega el potencial de Habitar

La alimentación neurológica que genera el eco de estos espacios en nuestro organismo cuerpo-mente favorece la salud del individuo y su confianza en la propia vida.


Las recientes investigaciones en los campos de la antropología, la psicología, la biología y neurociencia ponen de manifiesto los beneficios del diseño de edificios a través de datos cuantitativos sobre salud, estrés y múltiples aspectos de nuestra fisiología.
julio 3, 2018

Intervenciones en Congresos

En 2017, Ignacio Abad y Juan Moreno participan en una serie de Congresos con el objetivo de dar a conocer y difundir las herramientas que utilizan […]